El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es reconocido como el trastorno endocrino más común en las mujeres en edad reproductiva de todo el mundo. Existe un acuerdo general de que el diagnóstico debe basarse en la presencia de al menos dos de los siguientes criterios: anovulación crónica, hiperandrogenismo (clínico o biológico) y ovarios poliquísticos.

Los síntomas más frecuentemente asociados al SOP son:

 

  • Ciclo menstrual irregular. Con amenorrea (falta de menstruación), oligomenorrea (ciclos largos, mayores a 35 días), polimenorrea (ciclos cortos, menores a 24 días), hipermenorrea (reglas muy abundantes).
  • Infertilidad
  • Hirsutismo (aumento del vello corporal y aparición de vello en localizaciones característicamente masculinas)
  • Resistencia  a la insulina, obesidad, síndrome metabólico
  • Manchas de piel más oscuras en la parte posterior del cuello u otras áreas, conocido como acantosis nigricans.
  • Múltiples quistes en los ovarios e infertilidad

También, puede darse hipertensión arterial, dislipidemias, secreción de mayor cantidad de andrógenos y ovarios hiperestimulados que generan acné, hirsutismo y alopecia (caída del pelo).

Las modificaciones en la dieta y en el estilo de vida son el tratamiento primario para el SOP. Nuestro eje de actuación principal será el control de la carga glucémica y, si no lo tenemos, lograr un peso y porcentaje de masa muscular saludable para prevenir futuras afecciones.

Tenemos que tener en cuenta que las mujeres con SOP muestran mayor ratio de depresión y ansiedad, que suele desencadenar en atracones y trastornos alimentarios. Reduciendo grasa corporal, realizando entrenamiento de fuerza, con un descanso óptimo y una relación no tóxica con la patología, mejoraremos la sensibilidad a la insulina y el deseo de ciertos alimentos.

¿Qué dejar a un lado?

Bebidas azucaradas, batidos con  cacao, zumos de fruta, bebidas alcohólicas, postres azucarados, bollería, cereales y harinas refinadas (da igual que tengan la V label, son igual de malsanos), precocinados, salsas y helados cargados de azúcar simple, etc.

¿Qué incluir?

  • Verduras: todas, principalmente en crudo, al menos en una ingesta. Ricas en fibra, vitaminas y minerales.
  • Fruta: entera, ocasionalmente en batido si apetece. Podríamos hacer una clasificación entre las que suelen tener un índice glucémico más bajo, como las manzanas, los arándanos, etc, y las demás. Lo cual nos resulta poco práctico si no llevamos una alimentación saludable previamente. Vamos a consumir más fruta y cuando nuestra dieta se componga de alimentos saludables ya nos pondremos a buscar la aguja en el pajar.
  • Legumbres: lentejas, judías, guisantes, garbanzos, soja y derivados. Son buena fuente proteica, ricas en fibra, ácido fólico, hierro, vitaminas y minerales.
  • Frutos secos y semillas. Que no termine el día sin haber comido 2 o 3 nueces o una cucharadita de semillas de lino molidas. Incluye frutos secos en crudo o tostados, mejor sin salar ni freír, para aportar proteínas y grasa saludable a tu dieta.
  • Aceite de oliva virgen extra, especias y sal yodada.
  • Sin ser prioridad en nuestra dieta, cereales integrales.

Descansa. Aléjate del móvil antes de dormir, disminuye el consumo de café, té y estimulantes si afectan demasiado a tu descanso. Puedes valorar los suplementos de magnesio y melatonina. Además, la suplementación con entre 2 y 4 gramos myo-inositol está recomendada para disminuir la resistencia a la insulina, incluso en pérdidas del periodo. Y realiza ejercicio físico. Contacta con un profesional que te ayude, ejercicios de fuerza han demostrado beneficios en relación a la resistencia a la insulina.

Categorías: Alimentos

2 comentarios

Federica · septiembre 29, 2018 a las 9:35 pm

SOP y hipotiroidismo… Hay relación? Mi endocrina dice que no, pero ella también dice que ambas cosas no se controlan con alimentación, así que dudo un poco de su preparación. El estrés puede ser la causa de SOP o inflamación de los ovarios? Gracias de antemano!

    arantzamunoz · octubre 2, 2018 a las 5:58 am

    Hola Federica:

    Por los pocos estudios que he podido mirar ahora mismo, antes de contestarte, en ninguno se atreven a afirmar que uno es la causa directa del otro. Siempre se puntualiza que son los síntomas clínicos de uno, los que como consecuencia derivan al otro.

    Por otro ejemplo: la resistencia a la insulina del SOP, puede llevar a problemas metabólicos, como ganancia de grasa y peso, y eso a la larga promover un hipotiroidismo.

    La obesidad es una enfermedad metabólica inflamatoria, el estrés sostenido, también es pro-inflamatorio.

    Ahora bien, el Ovario Políquistico, no se inflama sin más, si no que genera pequeños quístes, y éstos son los que provocan la inflamación (y no al revés).

    ¡Espero haberte sido de ayuda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *