Conoce a mi equipo de psicólogas con quién trabajar tu relación con la comida, cuerpo y contigo misma, desde un lugar seguro y compasivo

Vicky Ferrandiz Vega de Seoane

Vicky tenía muy claro que quería ser psicóloga. En la universidad  se dio cuenta de la cantidad de abordajes y marcos teóricos que hay en el ámbito de la psicología. Fue gracias a varias asignaturas (¡y sus profesores!), que conoció paradigmas que más adelante fueron pilares fundamentales en su formación: la terapia sistémica, las terapias humanistas como psicodrama y gestalt, la terapia focalizada en la emoción y por último la terapia EMDR.

Ha trabajado (como psicóloga sanitaria) en diferentes entornos y le ha permitido desarrollar su especialización en terapia familiar, de pareja, grupal e individual, teniendo contacto con población infantil, adolescente, adulta y geriátrica.

Está habituada a trabajar en equipo tanto de psicoterapeutas como interdisciplinar, pudiendo abordar los casos con una perspectiva integral. 

En los últimos tiempos ha ido poco a poco desarrollando su faceta divulgativa a través de las redes sociales, y con la colaboración en proyectos que dan visibilidad a los Trastornos Alimentarios. 

Trabaja en Madrid, pero también realiza sesiones online para personas de habla hispana alrededor del mundo a través de videollamada.

Lucía Amo Pla

Es Psicóloga General Sanitaria, y también es un ser humano con sus valiosas imperfecciones, vulnerabilidades y virtudes, algunas únicas y otras compartidas. 

Sus primeras experiencias en el mundo del acompañamiento psicológico le llevaron a estar junto a personas que sufrían dependencia a algunas sustancias y otras conductas dañinas. Fue ahí cuando topó de lleno con el trauma como origen y la evitación como parte mantenedora del sufrimiento humano. De ahí la necesidad de seguir explorando el mundo interno de cada uno para sanar de dentro hacia afuera. 

Ha trabajado en un hospital de día especializado en el tratamiento de pacientes con etiqueta de Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA) desde un abordaje integrador e interdisciplinar. 

Esto le enseñó que cualquier persona es más que su etiqueta diagnóstica o su apariencia física, que el tratamiento eficaz no es únicamente el sintomático sino el que permite atender las heridas del pasado y dar herramientas y autonomía para poder construir un presente y futuro pleno, lo que conlleva un cambio, a distintos niveles, sostenible en el tiempo. 

Para ello se formó en EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares), que es la terapia con más evidencia científica para el trabajo con trauma, y en DBT (Terapia Dialéctico Conductual), terapia de elección para trabajar con pacientes que sufren desregulación emocional.

Actualmente acompaña a personas que buscan desarrollar una relación más sana consigo mismas, conocerse y acompañarse desde la autocompasión y el amor incondicional. 

Su propio trabajo personal le llevó a formarse en Terapia Cognitiva basada en Mindfulness, lo que le permite dar un paso atrás y conectar con el momento presente cuando lo necesita. 

Es por esto que incluye como herramienta terapéutica la visión integradora de la persona y la práctica meditativa en algunas de sus sesiones.

Atiende online.