Raquel trabaja como Psicóloga General Sanitaria desde un enfoque integrador dónde su prioridad es acompañar a la persona desde el amor, la compasión y la libertad de juicio.

A pesar de que no siempre tuvo claro que quería dedicarse a la psicología, desde que empezó la carrera nunca ha dejado de interesarse por las personas. Comenzó trabajando en un centro de tratamiento integral de los Trastornos de Conducta Alimentaria y, fue allí, donde se enamoro del trabajo de la mano de personas que buscan mejorar su relación con la comida, con su cuerpo y con ellas mismas. Desde entonces, ha trabajado en diferentes centros y clínicas siempre enfocándose en una cosa: acompañar a las personas a ser. 

Su propio proceso personal la llevo a especializarse en Psicoterapia Integradora, integrando técnicas y herramientas de diferentes corrientes psicológicas actuales, de manera que aborda al ser humano con una visión global y compasiva, desde la empatía y la escucha.

Se define como una persona muy curiosa con ganas de aprender de todo.  Adora la naturaleza, los animales, descubrir nuevos lugares y la fotografía. En sus ratos libres lo que más le gusta hacer es disfrutar de su familia y de sus tres perros.